Spiral StartUps consigue que me vuelva a poner una camiseta negra

Ayer estuve en el evento mensual que organiza Spiral StartUps para Iniciador Granada y fue otro de esos días memorables por los que vale la pena salir de la cueva.

De entrada tuvimos una comida donde conocimos a algunas de las empresas y proyectos de empresas, mismamente start-ups que le llaman en América, que se están spiraleando. El concepto de spiralear lo explica con mucha pasión Miguel Fernández Calero, a la sazón CEO y factotum de la cosa pero que luego resume en una frase: se trata de acoger proyectos y darles compañía y cariño para convertirlos en startups y después en empresas.

Después de esa comida tuvimos una pequeña tertulia entre el ponente que iba a dar la charla de Iniciador, Agustín Cuenca, y Pablo Caballero, Fernando Moreno-Torres y un servidor. Si en vez de comida nos hubieran dado un paquete de salchichas del Mercadona, una bolsa de panchitos y una botella de agua, hubiera valido la pena pagar por la comida por lo oído y aprendido de esta gente.

La charla de Agustín Cuenca estuvo llena de planteamientos que sólo la expereincia hace evidentes (memorable la parábola de la lata de sardinas -si quieres conocerla ve a una de sus charlas-) y de avisos sobre los riesgos que acechan a los emprendedores (“it’s the cash-flow, stupid!” que dirían en Yanquilandia). Lo que se aprende de gente así.

Y el remate del tomate llega cuando al maestro spiraleador no se le ocurre otra cosa que tener conmigo un detalle y regalarme una camiseta ¡negra! de las que tienen en su empresa para promocionarse. Claro… yo no me recuerdo a mí con una camiseta negra y unos vaqueros desde… puff… desde que tocaba con mi primera Guild canciones de Siniestro Total del aire de “Ayatóllah no me toques la pirola”. El caso es que le prometí que le agradecería el detalle como mejor se me da, que es escribiendo un post y para ilustrarlo me he hecho una foto con la camiseta. Para adornarla. por cierto, me he colgado la Gibson SG Standard negra (que es la misma que gasta Angus Young, el de los pantalones cortos de AC-DC) y así consigo disimular la prominente “tripita que me ensancha las caderas”.

camiseta spiral startups guitarra